Cirugía reconstructiva de Hombro

La cirugía reconstructiva de hombro consiste en ofrecer a aquellos pacientes que padecen de patologías en esta articulación, diferentes tratamientos que pueden ir desde, una reducción abierta más fijación con materiales de osteosíntesis por fracturas.

Hasta reemplazos articulares debido a pérdida de la anatomía estructural y funcional de dichas articulaciones. Posibilitando de esta manera opciones óptimas para que el hombro recupere el grado de funcionalidad que le permita al paciente mejorar su calidad de vida diaria.

En la práctica, la cirugía reconstructiva del hombro, es una alternativa a la sustitución total. El procedimiento de los cirujanos, se basa en la reconstrucción del hueso y cartílago dañados, en los extremos de los huesos de la articulación.

Cirugía reconstructiva de Hombro en Bogotá

El hombro es una articulación del cuerpo muy móvil que permite varios movimientos del brazo. Es una articulación de rótula, donde la cabeza del húmero (hueso del brazo superior) se articula con la cavidad de la escápula (omóplato) llamada glenoides. Las dos superficies articuladas de los huesos están cubiertas de cartílago, lo que evita la fricción entre los huesos en movimiento. El cartílago está lubricado por líquido sinovial. Los tendones y ligamentos alrededor de la articulación del hombro brindan fuerza y ​​estabilidad a la articulación.

Cuando se daña el cartílago, los dos huesos se frotan entre sí y provocan dolor, hinchazón y rigidez de la articulación (osteoartritis).

La cirugía de reemplazo total de hombro se realiza para aliviar estos síntomas. En esta cirugía, las partes articuladas dañadas de la articulación del hombro se extraen y se reemplazan con prótesis artificiales. El reemplazo tanto de la cabeza humeral como de la cavidad se denomina reemplazo total de hombro.

Cirugía Reconstructiva De Hombro colombia

Tratamientos quirúrgico para lesiones de hombro

Desgarros del manguito rotador
El manguito rotador en el hombro permite un amplio rango de movimiento en el hombro y ayuda a mantener la estabilidad del hombro. Una lesión común en el hombro es un desgarro en el manguito rotador, que puede ser un desgarro parcial, un desgarro pequeño de espesor total o una rotura completa de los tendones. Es poco probable que las lágrimas en el hombro se curen por sí mismas por varias razones y, por lo tanto, es posible que se requiera una intervención quirúrgica.

La técnica quirúrgica utilizada para tratar los desgarros del manguito rotador es, en la mayoría de los casos, una artroscopia de hombro a través de pequeñas incisiones en el hombro. Con esta técnica mínimamente invasiva, se utiliza pequeños instrumentos quirúrgicos para reparar el manguito de los rotadores, evitando la necesidad de una cirugía abierta.
Tratamiento quirúrgico para la inestabilidad del hombro
En una articulación del hombro inestable, los ligamentos del hombro se aflojan o se vuelven inestables como resultado de una lesión o trauma que causa la dislocación. En algunas personas, la estructura del hombro está naturalmente suelta, lo que provoca múltiples dislocaciones del hombro. A medida que se afloja, la cabeza del hueso de la parte superior del brazo (húmero) tiende a salirse de la cavidad, provocando una dislocación parcial o total. Las estructuras de soporte en el hombro (ligamentos, tendones y cartílago) pueden dañarse y contribuir a la inestabilidad.

Se Realiza un diagnóstico a través de imágenes, exámenes y diversas pruebas del hombro y, posteriormente, es posible que necesite tratamiento quirúrgico. Durante su consulta inicial, se discutirá con usted los diferentes tipos de cirugía, incluida una reparación de Bankart y un cambio capsular.
Cirugía de reemplazo de hombro
Los pacientes con artritis del hombro son candidatos para reemplazos de hombro parciales y totales, que implican el reemplazo de la articulación artrítica con prótesis. Las opciones de tratamiento para el reemplazo de hombro incluyen una hemiartroplastia (reemplazo de la cabeza humeral o ‘bola’) o reemplazo total tanto de la bola como de la cavidad (glenoide). Otros métodos de cirugía incluyen la hemiartroplastia de rejuvenecimiento y el reemplazo total de hombro inverso.

La cirugía de hombro se puede realizar en todos los grupos de edad, sin embargo, no todos los pacientes son candidatos. Muchos factores, incluida la anatomía de su hombro, la gravedad de la lesión, la lesión anterior, el tipo de cuerpo y las cirugías previas, juegan un papel importante a la hora de decidir el enfoque más adecuado para usted.
Previous slide
Next slide
Cirugía Reconstructiva De Hombro

La reconstrucción del hombro es una cirugía para estabilizar la articulación del hombro y prevenir las dislocaciones recurrentes. Un objetivo secundario es restaurar la mayor amplitud de movimiento y fuerza posible.

Un hombro sano está formado por una articulación esférica extremadamente flexible sostenida por ligamentos de tejidos blandos. Algunos pacientes, especialmente los deportistas, sufren repetidas lesiones en el hombro, que pueden estirar y desgarrar estos tendones y ligamentos estabilizadores.

Un desgarro de Bankart es una lesión común que puede provocar inestabilidad del hombro . Los movimientos repetitivos del brazo por encima de la cabeza en los deportes o el levantamiento de pesas pueden causar una rotura de Bankart, al igual que la caída sobre una mano extendida. Los síntomas incluyen fuerza reducida, dolor, sensación de aflojamiento en la articulación, un sonido de clic procedente de la articulación y artritis del hombro.

La inestabilidad del hombro a menudo es causada por una dislocación o subluxación del hombro, en la que el hueso se empuja total o parcialmente fuera de la cavidad. Si esto sucede una vez, puede aumentar la probabilidad de una recurrencia. En la inestabilidad severa del hombro, la articulación permanece suelta porque los ligamentos, la cápsula y el cartílago circundantes se estiran o desgarran. Puede haber dislocaciones recurrentes, junto con dolor crónico, hinchazón, chasquidos o chirridos, y pérdida de sensibilidad y función, incluso parálisis parcial.

Reconstrucción de hombro

La cirugía de reconstrucción del hombro puede tratar la inestabilidad del hombro y prevenir la dislocación. Esta cirugía permite a los atletas volver al juego y aumenta la productividad y la calidad de vida general de muchos pacientes.

La cirugía de reconstrucción del hombro, también llamada procedimiento de Bankhart, repara los ligamentos para restaurar la estabilidad y la seguridad de la articulación floja del hombro. Un labrum desgarrado (un trozo de fibrocartílago que mantiene la bola de la articulación en su lugar) se vuelve a unir a la cavidad del hombro y las cápsulas y ligamentos sobreestirados se reparan, aprietan y reposicionan. Este procedimiento se puede realizar artroscópicamente mediante pequeñas incisiones. Algunos casos requieren un procedimiento quirúrgico abierto.

En algunos casos, la inestabilidad del hombro se ve agravada por una fractura o pérdida ósea. Para estos pacientes, se puede recomendar una operación de Laterjet. Este procedimiento implica un injerto óseo o la transferencia de un trozo de hueso de una sección del hombro a la cavidad frontal. El hueso y los músculos adheridos agregan estabilidad a la articulación, y el hueso actúa como una barrera para evitar que el hombro se salga de la cavidad. Este método es muy eficaz para tratar y aliviar algunos tipos de inestabilidad del hombro.

Acerca de tu hombro

La articulación donde la parte superior del brazo se conecta a su cuerpo es una articulación esférica. El hueso de la parte superior del brazo, llamado húmero, tiene un extremo redondo que encaja en la estructura curva en la parte exterior del omóplato.

Los ligamentos y los tendones lo mantienen unido. Los ligamentos conectan los huesos, mientras que los tendones conectan los músculos al hueso. Una capa de tejido llamada cartílago mantiene los huesos separados para que no se froten entre sí.

La rótula le permite mover el brazo hacia arriba y hacia abajo, hacia atrás y hacia adelante, o en círculo.

Por qué necesitaría reemplazarlo

Es posible que deba hacerlo si tiene una afección que hace que sea doloroso y difícil usar el brazo, como:

  • Una lesión grave en el hombro como un hueso roto.
  • Artritis severa
  • Un manguito rotador roto

Es probable que su médico intente tratarlo primero con medicamentos o fisioterapia. Si no funcionan, pueden recomendar una cirugía.

La cirugía de reemplazo de hombro es menos común que los reemplazos de cadera o rodilla . Pero cada año se realizan más de 50.000 reemplazos de hombro.

Anatomía del hombro

La articulación que conecta la parte superior del brazo con el cuerpo se llama articulación esférica que le permite mover el brazo hacia arriba y hacia abajo, hacia atrás y hacia adelante y en un círculo. El hueso de la parte superior del brazo se llama húmero y tiene un extremo redondo que se asienta en la estructura curva en la parte exterior del omóplato.

Los ligamentos conectan los huesos y los tendones conectan los músculos al hueso que lo mantiene unido. Una capa de tejido (cartílago) separa los huesos para que no se froten entre sí.

¿Por qué necesito una cirugía de reconstrucción del hombro?

La inestabilidad del hombro es un problema que ocurre cuando las estructuras que rodean la articulación del hombro, como los ligamentos, la cápsula y el cartílago, no funcionan para mantener la bola apretada dentro de su cavidad. Si esto ocurre, es posible que tenga dislocación de la articulación del hombro (donde la articulación se ha salido completamente del encaje) o subluxación (parcialmente fuera del encaje). Una dislocación ocurre cuando el húmero (hueso de la parte superior del brazo) se expulsa de la glenoides (cavidad del hombro).

La inestabilidad del hombro ocurre comúnmente debido a una lesión o desgarro de Bankart. Un desgarro de Bankart es una lesión específica en una parte de la articulación del hombro llamada labrum. El labrum es un anillo de cartílago fibroso que estabiliza la articulación del hombro y rodea la glenoides. Un desgarro de Bankart puede provocar dislocaciones regulares, debilidad, dolor o chasquidos y artritis del hombro.

La inestabilidad del hombro también puede ser causada por una lesión como caer sobre una mano extendida o deportes repetitivos por encima de la cabeza como el netball o el levantamiento de pesas.

Si ha experimentado previamente una dislocación del hombro, puede desarrollar inestabilidad crónica. Durante la dislocación original, los ligamentos que sostienen el hombro se rompen. Si los ligamentos sanan demasiado flojos, su hombro será propenso a repetir las dislocaciones y la inestabilidad.

Cirugía Reconstructiva De Hombro en bogota

Cirugía reconstructiva de Hombro Bogotá Medellín  Colombia Cali Pereira  Manizales 

La inestabilidad crónica del hombro a menudo se trata inicialmente con tratamientos no quirúrgicos. En la mayoría de los casos, se le inmoviliza en un cabestrillo durante 2 semanas y luego se inicia un plan de rehabilitación.

Si sufre una dislocación entre las edades de 15 a 25, puede ser propenso a sufrir dislocaciones recurrentes. Si tiene más de 40 años, puede sufrir un desgarro del manguito rotador con una dislocación en lugar de dislocaciones repetitivas.

Los músculos fuertes del manguito rotador son la mejor protección contra la dislocación, subluxación e inestabilidad del hombro. Un calentamiento suficiente y ciertos ejercicios que fortalecen los músculos alrededor del hombro son útiles.

Si los tratamientos conservadores como la fisioterapia, la inmovilización y la medicación no logran estabilizar el hombro, su médico puede recomendarle una cirugía de reconstrucción del hombro. Las opciones quirúrgicas incluyen técnicas tanto abiertas como artroscópicas.

La estabilización artroscópica del hombro es una técnica mínimamente invasiva que se realiza bajo anestesia general o regional. El cirujano comenzará haciendo 3 pequeñas incisiones en el hombro para insertar el artroscopio (una pequeña cámara) que enviará imágenes a un monitor en el quirófano, para que el cirujano las examine. Se pasa líquido (solución salina) al hombro para que el médico pueda observar las estructuras que contiene. Luego, las estructuras dañadas se reparan y aprietan para ayudar a restaurar la estabilidad de las articulaciones, generalmente mediante el uso de pequeñas anclas en la cavidad del hombro y cosiendo el tejido separado al hueso.

Preguntas Frecuentes sobre: Cirugía reconstructiva de Hombro

Preguntas y Respuestas comunes sobre Cirugía reconstructiva de Hombro

La cirugía de reconstrucción del hombro implica la reparación de los ligamentos desgarrados o estirados para que puedan mantener mejor la articulación del hombro en su lugar. Si un tratamiento como la inmovilización, la medicación, la fisioterapia y la manipulación no tienen éxito en el tratamiento de los ligamentos desgarrados o estirados, se recomendará una reconstrucción del hombro.

Durante la cirugía, el área desgarrada se vuelve a coser a la cavidad del hombro con la ayuda de anclajes especiales y se aprietan las cápsulas y los ligamentos sobre estirados.

La reconstrucción del hombro se puede realizar a través de un endoscopio con incisiones más pequeñas y pequeños instrumentos para realizar la reparación (cirugía de ojo de cerradura). Sin embargo, algunos pacientes pueden necesitar un procedimiento quirúrgico abierto que implica una incisión más grande sobre el hombro para realizar la reparación.

El cirujano reparará los ligamentos desgarrados o estirados volviéndolos a unir a la cavidad del hombro. Los anclajes ayudan a fijar el tejido al hueso. El tipo de reparación más común se llama reparación SLAP, para reparar el labrum desgarrado, un pedazo de fibrocartílago que recubre el borde de la cavidad del hombro.

Operación y recuperación: su operación generalmente demorará entre una y dos horas.
Luego permanecerá en el área de recuperación hasta que esté lo suficientemente despierto para regresar a la sala. Esto puede tardar hasta tres horas.

Líneas y drenajes: cuando regrese a su sala, es posible que aún necesite oxígeno, tendrá líneas intravenosas para líquidos y analgésicos.

Dieta: si come y bebe normalmente inmediatamente después de la operación, puede sentirse enfermo.
Comer y beber pequeñas cantidades lentamente ayudará a prevenir esto.
Debería comer y beber normalmente el primer día después de la operación.

Dolor: es normal sentir algo de dolor y malestar después de la cirugía. Sin embargo, es importante que su dolor esté controlado para que pueda toser, respirar profundamente y hacer sus ejercicios.
Informe a alguien sobre su dolor para que pueda tratarse y controlarse. Se pueden usar compresas de hielo en el hombro para ayudar a reducir la hinchazón.

Control de infecciones: se hará todo lo posible para prevenir infecciones. La higiene de las manos es fundamental a la hora de recuperarse de esta cirugía. Lávese las manos con regularidad.
Algunos médicos optan por recetar antibióticos para ayudar a prevenir infecciones.

Prevención de coágulos de sangre: para ayudar a prevenir la formación de coágulos de sangre en las piernas (tromboembolismo), su médico puede solicitarle que use un par de medias de compresión blancas y bombas de compresión después de la cirugía. Si su médico le ha ordenado medias, se las puede quitar para ducharse y volver a ponérselas después. Deberá usar las medias durante seis semanas después de la operación. También se proporcionarán calcetines antideslizantes.

Movilización y ejercicio: el ejercicio es fundamental para una rehabilitación adecuada y su fisioterapia
comenzará el día de la operación. Mantener su brazo en cabestrillo cuando está en movimiento o colocar una almohada debajo del brazo operado, mientras descansa en la cama, ayudará a evitar que su brazo se disloque.

Las personas con lesiones en los ligamentos del hombro o inestabilidad crónica debido a dislocaciones recurrentes son buenos candidatos. Por lo general, primero se intenta el reposo y el manejo de la medicación, pero los ligamentos desgarrados solo sanarán hasta ahora por sí solos.

Las complicaciones son raras (menos del 2 por ciento de los pacientes generalmente afectados) después de la cirugía de reconstrucción del hombro. Las posibles complicaciones incluyen infección, rigidez o movimiento restringido, lesión de nervios y vasos, fracaso del procedimiento y efectos secundarios de la anestesia general.

Al igual que con cualquier cirugía, algunos resultados dependen de la habilidad del cirujano y del equipo quirúrgico. Los especialistas en hombros de OrthoNebraska realizan muchos de estos procedimientos cada año. Otros hospitales y cirujanos ortopédicos generales normalmente realizarán este procedimiento mucho menos.

Es posible que necesite un examen físico prequirúrgico para realizar las adaptaciones necesarias según su historial médico. Cuando llegue al hospital, hablará con su cirujano y anestesiólogo. Es probable que esté bajo anestesia general (completamente dormido) para este procedimiento.

Por lo general, no es un procedimiento muy doloroso para recuperarse, pero es probable que le receten algún analgésico. Puede volver a la mayoría de sus actividades normales cuando deje de tomar el analgésico, por lo general de una a dos semanas. Se le pedirá que use un cabestrillo durante cuatro a seis semanas, después de lo cual se le pedirá que realice fisioterapia para restaurar el rango de movimiento y la fuerza.

La recuperación completa tarda entre cuatro y seis meses, según la persona y las técnicas específicas utilizadas durante la cirugía.

Las personas que tienen artritis severa en el hombro pero cuyos tendones del manguito rotador están intactos (no desgarrados) pueden beneficiarse de la cirugía de reemplazo total de hombro.

Este procedimiento reemplaza tanto la bola (cabeza del húmero) como la cavidad (glenoidea) de la articulación del hombro. El nuevo glenoide será un encaje de plástico.

A menudo recomendamos un tipo diferente de reemplazo total para las personas que tienen artritis de hombro severa junto con desgarros importantes del manguito rotador o deformidad severa con pérdida ósea de la cavidad. Un reemplazo de hombro inverso también reemplaza tanto la bola como el encaje de la articulación del hombro, pero cambia sus posiciones.

En esta técnica, nuestros cirujanos colocan una bola de metal en la cavidad del hombro y una cavidad de plástico en el extremo superior del húmero. Un reemplazo de hombro inverso le permite al paciente usar un músculo de la parte superior del brazo en lugar del manguito rotador para levantar y mover el brazo.

La reconstrucción del hombro es un procedimiento quirúrgico que se realiza en pacientes con inestabilidad del hombro para mejorar la estabilidad, restaurar la función y prevenir luxaciones recurrentes de la articulación del hombro.

La inestabilidad del hombro es un problema de articulación del hombro suelta que ocurre cuando las estructuras que rodean la articulación del hombro, como los ligamentos, la cápsula y el cartílago, se estiran demasiado o se lesionan. Cuando esto ocurre, es posible que tenga una dislocación de la articulación del hombro. Una dislocación ocurre cuando la cabeza del hueso del brazo (húmero) se expulsa de la cavidad del hombro (glenoides). La luxación del hombro puede ser parcial o completa. Se produce una dislocación parcial cuando la bola de la parte superior del brazo sale parcialmente del encaje. Se lo conoce como subluxación. Se produce una dislocación completa cuando la bola sale completamente del encaje.

La inestabilidad del hombro ocurre con mayor frecuencia como resultado de una lesión o desgarro de Bankart. El desgarro de Bankart es una lesión específica en una parte de la articulación del hombro llamada labrum. Labrum es un anillo de cartílago fibroso que rodea la glenoides y estabiliza la articulación del hombro. El desgarro de Bankart provoca dislocaciones recurrentes, sensación de aflojamiento, falta de fuerza, dolor o chasquido y artritis del hombro. La inestabilidad del hombro puede ser causada por una lesión, una caída con la mano extendida, deportes repetitivos por encima de la cabeza como baloncesto, voleibol o levantamiento de pesas. Los pacientes con inestabilidad del hombro pueden tener dolor intenso, hinchazón, chasquidos o chirridos, dislocación parcial o completa, pérdida de la sensibilidad o parálisis parcial y pérdida de la función.

Si el tratamiento conservador, como la inmovilización, los medicamentos recetados, la fisioterapia, la reducción cerrada o la manipulación y la terapia ocupacional, no logra aliviar la inestabilidad del hombro, su cirujano puede recomendar una cirugía de reconstrucción.

La cirugía de reconstrucción del hombro implica la reparación de los ligamentos desgarrados o estirados para que puedan mantener mejor la articulación del hombro en su lugar. Durante la cirugía, el labrum desgarrado se vuelve a unir a la cavidad del hombro con la ayuda de anclajes especiales y se aprietan las cápsulas y los ligamentos sobreestirados.

  • Artritis del hombro
  • Clavícula rota
  • Hombro dislocado
  • Fractura del omóplato (escápula)
  • Hombro congelado
  • Desgarros del manguito rotador
  • Hombro separado
  • Pinzamiento del hombro (bursitis, tendinitis)
  • Reemplazo de la articulación del hombro
  • Desgarro de la articulación del hombro (desgarro del labrum glenoideo)
  • Síndrome de la salida torácica
  • Artroscopia de hombro

La artroscopia permite ver el hombro por dentro, haciendo un diagnóstico más preciso de los problemas que ocurran en esa articulación. Además, se puede aplicar directamente un tratamiento quirúrgico puesto que la mayor parte de las estructuras del hombro son accesibles por vía artroscópica.

La artroscopia de hombro es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva, pero que nos permite acceder a los dos compartimentos que forman la articulación del hombro: la articulación glenohumeral y la articulación subacromial. Al ser poco agresiva el postoperatorio resulta menos doloroso para el paciente y nos permite un traslado domiciliario precoz. Se hace habitualmente bajo anestesia general, pero también puede hacerse con anestesia regional y sedación.

La duración del procedimiento depende del tipo de lesión existente en el hombro y de la reparación que vaya a practicarse, pero dura entre 30 y 90 minutos habitualmente. El paciente suele pasar la noche en el hospital, para evitar el dolor postopeatorio. La rehabilitación posterior al procedimiento dependerá de la intervención realizada.

El acceso artroscópico a la articulación subacromial juega un papel fundamental en el tratamiento de las lesiones del manguito rotador (supra espinoso) y nos permite (debido a los nuevos sistemas de anclaje) reparar roturas cada vez más amplias, de modo que cada vez es más infrecuente la necesidad de la reparación abierta de este tipo de lesiones.

También permite hacer descompresiones subacromiales, útiles en pacientes que tengan lesión del manguito y estrechamiento del espacio subacromial; y también en pacientes sin lesión del manguito rotador, pero en los que la estrechez del espacio subacromial provoque dolor y limitación de la movilidad.

Accediendo a este espacio podemos tratar los cuadros de inestabilidad glenohumeral, es decir, de luxación recidivante del hombro. Las técnicas quirúrgicas artroscópicas nos permiten reparar las lesiones del lábrum que se produzcan durante las luxaciones (lesiones de Bankart y Hill-sachs, y lesión de SLAP) y que pueden ser de difícil accesibilidad por técnicas no artroscópicas.

En estos cuadros clínicos, cada vez es más raro necesitar cirugía abierta, que suele reservarse para los casos de fracaso del tratamiento artroscópico.

La cirugía reconstructiva de hombro consiste en ofrecer a aquellos pacientes que padecen de patologías en esta articulación, diferentes tratamientos que pueden ir desde, una reducción abierta más fijación con materiales de osteosíntesis por fracturas.

Hasta reemplazos articulares debido a pérdida de la anatomía estructural y funcional de dichas articulaciones. Posibilitando de esta manera opciones óptimas para que el hombro recupere el grado de funcionalidad que le permita al paciente mejorar su calidad de vida diaria.

En la práctica, la cirugía reconstructiva del hombro, es una alternativa a la sustitución total. El procedimiento de los cirujanos, se basa en la reconstrucción del hueso y cartílago dañados, en los extremos de los huesos de la articulación.

Convenios

Nuestra Amplia experiencia y confiabilidad nos ha permitido reforzar lazos y generar Convenios con reconocidas instituciones brindando Confianza y Seguridad a Nuestros pacientes.

Testimonios de nuestros Pacientes

Me rompí el manguito rotador izquierdo al caer. Traté de aguantarlo durante casi un año con medicamentos, fisioterapia y básicamente no sirvió . Estaba programada para una cirugía en otro lugar. No me gustó el ambiente, así que busqué otra opinión. ¡¡Me alegro de haberlo hecho !! todo el personal de enfermería, unidades quirúrgicas ambulatorias, el cuidado postoperatorio y ahora los resultados finales: No tengo dolor Tengo un rango de movimiento completo, tengo fuerza y ​​continúo desarrollándola mientras sigo un régimen de terapia muy detallado. No puedo más que recomendar al Dr. Danilo Velandia y personal de élite, profesional, personal, cálido y amables.

Camila Cardenas Paciente de Ortopedia y Traumatología

Estoy tan impresionado y agradecido por el cuidado que me brindó el Dr. Danilo, que cada vez que tengo la oportunidad de darle una crítica positiva, ¡no puedo resistirme! El nivel de atención que brinda supera con creces el de cualquier otro médico que haya visto. Estoy tan impresionado. Él me explicó pacientemente cada detalle del plan de tratamiento para mi fractura en la Rodilla y realmente se tomó el tiempo para escuchar y responder todas las preguntas que tenía. Si alguna vez tengo que derivar a alguien que conozco a un cirujano ortopédico, insistiré en que vean al Dr. Danilo Velandia. No hay nadie más a quién acudiría si volviera a necesitar uno. ¡Gracias Dr.Danilo por el gran cuidado que me ha brindado!

Raul Cespedes Paciente de Ortopedia y Traumatología

He visto al Dr. Danilo Velandia un par de veces en Bogotá y volveré, ha sido genial hasta ahora. Sin presión para apresurarse a la cirugía, gran ventaja. Da buena información y opciones desde el primer dia hasta el proceso de la Cirugía. Todo el personal es amable y servicial muy calificado, El ha sido la persona médica más proactiva y servicial con la que he tratado y estoy realmente muy contento. Su diligencia se ha asegurado de que obtenga la ayuda que necesitaba, e incluso me ayudó a evitar que me olvidara de cosas. ¡Muchísimas gracias de verdad! Estoy muy contento con mis visitas con él. ¡Muy recomendable el Doctor Danilo Velandia y su equipo de profesionales!

Pedro Mutis Paciente de Ortopedia y Traumatología

Mi experiencia como paciente del Dr. Daniel ha sido sumamente positiva. Realizó una cirugía en mi Hombro derecho, aliviando completamente mis síntomas. Escuchó pacientemente mis inquietudes, respondió a mis numerosas preguntas y brindó información inteligente, pero no demasiado técnica. El Dr. Danilo se puso a disposición tanto antes como después de mi cirugía para abordar mis nervios antes de la cirugía y mis expectativas posteriores a la cirugía. Siempre fue profesional, paciente y atento. Me siento muy afortunada de que cuando ya no pude sufrir más con los síntomas, mi esposo, quien me recomendó al Dr. Danilo Velandia.

Maria Lopez Paciente de Ortopedia y Traumatología

Después de jugar fútbol competitivo durante varios años, me rompí el ligamento cruzado anterior y el menisco. Estaba muy nervioso por el largo proceso de la cirugía y la recuperación realmente es un proceso que cambio mi vida, pensé que perdería todo ya que el deporte es mi vida y mi pasión, pero el Dr. Danilo Velandia fue muy útil, informativo y tranquilizador, realmente supo manejar la situación. Mi cirugía se desarrolló sin problemas y la recuperación fue según el plan. El Dr. Danilo estuvo presente en cada paso del camino y mostró su competencia médica, así como su compasión natural, Muchas gracias y muy agradecido, he podido continuar con mi Dia a Dia.

Andres Perea Paciente de Ortopedia y Traumatología

    Ortopedista Traumatologo

    Iniciar conversación
    ¡Hola! Déjanos tu consulta y te responderemos en horario laboral. ¡Gracias por tu paciencia!