Cirugía reconstructiva de Rodilla

Una rodilla lesionada o enferma puede hacer que las actividades diarias sean dolorosas o insoportables. Para los pacientes que desean permanecer activos, la cirugía de reemplazo o reconstrucción de rodilla puede ser la mejor opción para recuperar la calidad de vida.

La cirugía reconstructiva de rodilla es ahora uno de los procedimientos más comunes que se realizan en la medicina ortopédica, con un estimado de 100.000 operaciones al año.

La reconstrucción de rodillas desgastadas

El daño a la ACL (ligamento cruzado anterior), la lesión más común, ocurre en atletas que practican el baloncesto, el fútbol, el tenis o el fútbol, o en los esquiadores. Una resonancia magnética ayuda a revelar la magnitud de los daños.

Cirugía reconstructiva de Rodilla en Bogotá

Las alteraciones del eje mecánico, las secuelas de lesiones traumáticas y la osteoartritis son las causas que más frecuentemente requieren reconstrucción quirúrgica de la rodilla. Según el grado de alteración, se efectúan diferentes procedimientos quirúrgicos, entre los que se encuentran la artroscopia, las osteotomías alineadoras del eje mecánico, las prótesis que sustituyen un solo compartimento y las prótesis totales de rodilla. Las indicaciones para cada uno de estos procedimientos dependen del tipo y el grado de la lesión. Hasta ahora no se considera que estos tratamientos sean definitivos o curativos de la osteoartritis y principalmente buscan mejorar las condiciones clínicas del paciente y disminuir en lo posible el proceso evolutivo de degeneración articular. Incluso la artroplastia total de rodilla, que se considera un procedimiento quirúrgico definitivo, es temporal por su tendencia natural a aflojarse y desgastarse.

Si su rodilla está severamente dañada por artritis o una lesión, le puede resultar difícil realizar actividades simples, como caminar o subir escaleras. Usted puede sentir dolor incluso mientras está sentado o acostado.

Si los tratamientos no quirúrgicos como los medicamentos y usar soportes para caminar ya no ayudan, tal vez usted querría considerar la cirugía de reemplazo total de rodilla. La cirugía de reemplazo articular es un procedimiento seguro y efectivo para aliviar el dolor, corregir la deformidad de la pierna y ayudarlo a retomar las actividades normales.

La cirugía de reemplazo de rodilla se realizó por primera vez en 1968. Desde entonces, las mejoras en materiales y técnicas quirúrgicas han aumentado enormemente su efectividad. El reemplazo total de rodilla es uno de los procedimientos más exitosos en toda la medicina. Según la Agencia para la Investigación y Calidad de la Atención Médica, más de 600,000 reemplazos de rodilla se realizan cada año.

Anatomía de la Rodilla

La rodilla es la articulación más grande en el cuerpo y se requieren rodillas saludables para realizar la mayoría de las actividades cotidianas.

La rodilla está formada por el extremo inferior del hueso del muslo (fémur), el extremo superior de la espinilla (tibia) y la rótula. Los extremos de estos tres huesos en el lugar que se tocan están cubiertos con cartílago, una sustancia suave que protege a los huesos y les permite moverse fácilmente.

Los meniscos están ubicados entre el fémur y la tibia. Estas cuñas en forma de C actúan como «absorbedores de impacto» que acolchan la articulación.

Ligamentos largos sostienen al fémur y la tibia juntos y proveen estabilidad. Los músculos largos del muslo dan fortaleza a la rodilla.

Todas las restantes superficies de la rodilla están cubiertas por un fino revestimiento llamado membrana sinovial. Esta membrana libera un líquido que lubrica al cartílago, reduciendo la fricción prácticamente a cero en una rodilla saludable.

Normalmente, todos estos componentes trabajan en armonía. Pero la enfermedad o una lesión pueden distorsionar esta armonía, con el resultado de dolor, debilidad muscular y reducción de la función.

Cirugía Reconstructiva De Rodilla en bogota colombia

Las causas más comunes

La causa más común del dolor crónico de rodilla y la discapacidad es la artritis. Aunque hay muchos tipos de artritis, la mayoría del dolor de rodilla es causado por solamente tres tipos: osteoartritis, artritis reumatoide y artritis post-traumática.

Osteoartritis
Este es un tipo de artritis de «uso y desgaste» relacionada a la edad. Por lo general ocurre en personas de 50 años de edad o mayores, pero puede ocurrir en personas más jóvenes también. El cartílago que acolcha los huesos de la rodilla se ablanda y se desgasta. Los huesos entonces frotan uno con otro, causando dolor y rigidez de la rodilla.
Artritis reumatoide
Esta es una enfermedad en la que la membrana sinovial que rodea a la articulación se inflama y engruesa. Esta inflamación crónica puede dañar al cartílago y eventualmente causar pérdida de cartílago, dolor y rigidez. La artritis reumatoide es la forma más común de un grupo de trastornos denominado «artritis inflamatoria».
Artritis post-traumática
Esta puede desarrollarse después de una lesión seria de la rodilla. Las fracturas de los huesos que rodean la rodilla o los desgarros de los ligamentos de la rodilla pueden dañar el cartílago articular con el paso del tiempo, causando dolor de rodilla y limitando la función de la rodilla.
Previous slide
Next slide
Cirugía Reconstructiva De Rodilla total colombia

Cirugía del ligamento cruzado anterior (LCA)

Descripción general de la cirugía

La cirugía para las lesiones del ligamento cruzado anterior (LCA) implica la reconstrucción o reparación del LCA.

  • La cirugía de reconstrucción del LCA utiliza un injerto para reemplazar el ligamento. Los injertos más comunes son los autoinjertos que usan parte de su propio cuerpo, como el tendón de la rótula (tendón rotuliano) o uno de los tendones de la corva . A veces se utiliza el tendón del cuádriceps por encima de la rótula. Otra opción es el tejido de aloinjerto, que se extrae de un donante fallecido.
  • La cirugía de reparación generalmente se usa solo en el caso de una fractura por avulsión (una separación del ligamento y un trozo de hueso del resto del hueso). En este caso, el fragmento de hueso conectado al LCA se vuelve a unir al hueso.

La cirugía de LCA generalmente se realiza haciendo pequeñas incisiones en la rodilla e insertando instrumentos para la cirugía a través de estas incisiones ( cirugía artroscópica ). En algunos casos, se realiza cortando una gran incisión en la rodilla (cirugía abierta).

Las cirugías de LCA las realizan cirujanos ortopédicos .

En la reconstrucción de un desgarro parcial o completo del LCA, se desconoce el mejor momento para la cirugía. La cirugía inmediatamente después de la lesión se ha asociado con un aumento de tejido fibroso que conduce a la pérdida de movimiento (artrofibrosis) después de la cirugía.

Algunos expertos creen que la cirugía debe retrasarse hasta que baje la hinchazón, haya recuperado el rango de movimiento de la rodilla y pueda contraer (flexionar) con fuerza los músculos de la parte delantera del muslo (cuádriceps). Muchos expertos recomiendan comenzar con ejercicios para aumentar la amplitud de movimiento y recuperar la fuerza poco después de la lesión.

En los adultos, la edad no es un factor en la cirugía, aunque puede serlo su salud en general. Es posible que la cirugía no sea el mejor tratamiento para las personas con afecciones médicas que hacen que la cirugía sea un mayor riesgo. Estas personas pueden optar por tratamientos no quirúrgicos y pueden intentar cambiar sus niveles de actividad para proteger sus rodillas de más lesiones.

La cirugía de LCA es la reconstrucción o reemplazo quirúrgico del ligamento cruzado anterior (LCA) de la rodilla. El hueso del muslo (fémur), la tibia (tibia) y la rótula (rótula) se unen para formar la articulación de la rodilla. Los ligamentos conectan estos huesos entre sí. Su LCA es un tipo de ligamento de la rodilla. Es una banda de tejido conectivo fibroso y resistente que estabiliza la rodilla.

Las lesiones que requieren reconstrucción o reemplazo del LCA son comunes, especialmente entre los atletas. La cirugía de reconstrucción del LCA puede ayudar a restaurar el rango de movimiento, la estabilidad y la función sin dolor de una articulación de la rodilla después de una lesión del LCA.

La cirugía de LCA es una cirugía común pero importante con riesgos y posibles complicaciones. Es posible que tenga opciones de tratamiento menos invasivas. Considere obtener una segunda opinión sobre todas sus opciones de tratamiento antes de someterse a una cirugía de LCA.

Tipos de cirugía de LCA

Los LCA lesionados o desgarrados no se curan bien al coser el ligamento nuevamente. En cambio, la cirugía de reconstrucción del LCA utiliza un injerto de tejido conectivo para reconstruir o reemplazar su LCA lesionado. Tanto los ligamentos como los tendones son tejidos conectivos. Su cuerpo sana alrededor del injerto durante varios meses.

Reconstrucción de aloinjerto
Un aloinjerto es una pieza de tejido conectivo de un cadáver, generalmente un tendón. Los aloinjertos provienen de un banco de tejidos. Las reconstrucciones de aloinjerto requieren solo una incisión y causan menos dolor que una fusión de autoinjerto. Sin embargo, existe un pequeño riesgo de infección grave, incluidos el VIH y la hepatitis.
Reconstrucción de autoinjerto
Un autoinjerto es una pieza de su propio tejido conectivo. Los médicos suelen tomar un autoinjerto de una parte del tendón rotuliano (rótula). Este es el estándar de oro para la reconstrucción con autoinjerto de LCA. Su tendón rotuliano se curará solo y volverá a crecer la parte faltante con el tiempo. Otros sitios de autoinjerto son los tendones de los isquiotibiales y del cuádriceps. Estos sitios no sanan con tanta fiabilidad como su tendón rotuliano. Un autoinjerto requiere una incisión grande adicional, alarga el tiempo de la cirugía y causa más dolor posoperatorio que la reconstrucción del aloinjerto.
Reconstrucción con injerto sintético o artificial
Los materiales de injerto de ligamentos artificiales se han estudiado en ensayos, pero no han funcionado tan bien como los injertos de tejido humano. Los injertos sintéticos todavía son experimentales en este momento.
Reconstrucción de xenoinjerto
Un xenoinjerto es una pieza de tejido conectivo extraído de fuentes animales no humanas. Actualmente, los científicos médicos están realizando ensayos en humanos de reconstrucciones de xenoinjertos.
Previous slide
Next slide

Procedimiento de la cirugía reconstructiva de rodilla

Otros procedimientos que pueden realizarse

La meniscectomía
Es la reparación quirúrgica o el recorte de un menisco desgarrado . Tu rodilla tiene dos meniscos. Están hechos de cartílago y funcionan como amortiguadores para la articulación de la rodilla.
Otras reconstrucciones de ligamentos
Su rodilla contiene cuatro ligamentos, incluido su LCA. Otros ligamentos de la rodilla también pueden necesitar reconstrucción dependiendo de su lesión.
El realineamiento rotuliano
Es el reposicionamiento quirúrgico de la rótula.
La sinovectomía
Es la extirpación quirúrgica de parte de una membrana sinovial inflamada. Las membranas sinoviales son tejidos que recubren las articulaciones, incluida la rodilla.
Previous slide
Next slide

¿Por qué se realiza la cirugía del ligamento cruzado anterior (LCA)?

La cirugía de LCA es una cirugía mayor que reconstruye o reemplaza un ligamento cruzado anterior (LCA) desgarrado en la rodilla. Es posible que su médico solo considere la cirugía de LCA si se adapta a sus necesidades y estilo de vida.

Su médico puede recomendarle una cirugía para tratar los desgarros completos del LCA en los siguientes casos:

  • Adultos activos que desean volver a realizar trabajos pesados ​​o deportes que requieren pivotar, girar, torcer o realizar movimientos laterales duros de la rodilla.

  • Lesiones combinadas cuando otras lesiones de rodilla están presentes con un desgarro del LCA

  • Niños mayores o adolescentes cuyas placas de crecimiento se han cerrado. La cirugía de LCA conlleva el riesgo de dañar la placa de crecimiento en los niños más pequeños. Esto puede provocar problemas de crecimiento. El cirujano de su hijo puede recomendar retrasar o modificar la cirugía de LCA para reducir el riesgo de daño de la placa de crecimiento.

  • Síntomas de inestabilidad funcional que incluyen dolor de rodilla o una rodilla que cede durante las actividades diarias. Esto aumenta el riesgo de más daño en la rodilla.

El tratamiento no quirúrgico puede ser una opción razonable cuando no se cumplen estas condiciones. El tratamiento no quirúrgico puede ser una buena opción para personas mayores con bajo nivel de actividad. Pregúntele a su médico sobre todas sus opciones de tratamiento y considere obtener una segunda opinión antes de someterse a una cirugía de LCA.

Cirugía De Rodilla colombia

Cirugía reconstructiva de Rodilla Bogotá Medellín  Colombia Cali Pereira  Manizales 

El reemplazo de rodilla es un tipo de artroplastia. Artroplastia significa literalmente «la reparación quirúrgica de una articulación» e implica la reconstrucción quirúrgica y el reemplazo de articulaciones degeneradas, utilizando partes del cuerpo artificiales o prótesis.

Cuando el cartílago articular de la rodilla se daña o se desgasta, se vuelve doloroso y la rodilla es difícil de mover. En lugar de deslizarse unos sobre otros, los huesos se frotan y se aplastan.

Con una prótesis, el paciente sentirá menos dolor y la rodilla se moverá correctamente.

Solo necesitará un reemplazo de rodilla si su rodilla le produce dolor, rigidez, inestabilidad o pérdida de función que afecte su vida y actividades diarias.

En una rodilla sana, los extremos de los huesos del muslo y de la espinilla están cubiertos con cartílago duro que permite que los huesos se muevan fácilmente entre sí. La artritis daña el cartílago duro y lo hace delgado. En algunos lugares, el cartílago puede desgastarse de modo que sus huesos se froten entre sí y se desgasten.

En una operación de reemplazo de rodilla, los extremos desgastados de los huesos y cualquier cartílago duro restante se eliminan y se reemplazan con piezas de metal y plástico. El plástico actúa como un cartílago duro, lo que ayuda a que la articulación se mueva libremente. Las partes entrelazadas de la articulación artificial permiten que la rodilla se doble a la vez que la hace más estable.

No necesariamente necesitará un reemplazo de rodilla si tiene artritis de rodilla. Pero puede valer la pena considerar si su rodilla está dañada por la artritis y el dolor, la discapacidad o la rigidez están teniendo efectos graves en sus actividades diarias.

Preguntas Frecuentes sobre: Cirugía reconstructiva de Rodilla

Preguntas y Respuestas comunes sobre Cirugía reconstructiva de Rodilla

Desafortunadamente, es posible que algunas personas no puedan someterse a un reemplazo de rodilla a pesar de que su artritis es muy grave. Esto puede deberse a que:

  • los músculos del muslo (cuádriceps) están muy débiles y es posible que no puedan sostener la nueva articulación de la rodilla
  • hay llagas (úlceras) abiertas profundas o de larga duración en la piel debajo de la rodilla, lo que aumenta el riesgo de infección.

Los cuatro tipos principales de cirugía de reemplazo de rodilla son:

  1. Reemplazo total de rodilla
  2. Reemplazo de rodilla unicompartimental (parcial)
  3. reemplazo de rótula (artroplastia femororrotuliana)
  4. Reemplazo de rodilla complejo o de revisión.

Existen varios tipos de articulaciones de rodilla de reemplazo, así como diferentes métodos quirúrgicos. Su médico y cirujano ortopédico deben ayudarlo a elegir la mejor opción para usted, teniendo en cuenta el estado de su rodilla y su salud general.

La mayoría de las operaciones de reemplazo total de rodilla implican reemplazar la superficie de la articulación al final del hueso del muslo (fémur) y la superficie de la articulación en la parte superior de la espinilla (tibia).

Un reemplazo total de rodilla también puede implicar el reemplazo de la superficie inferior de la rótula (rótula) con una cúpula de plástico suave. Algunos cirujanos prefieren preservar la rótula natural si es posible, pero a veces será necesario tomar la decisión durante la operación.

Si ha tenido una operación anterior para extirpar la rótula por completo (patelectomía), esto no impedirá que se someta a un reemplazo de rodilla, pero puede afectar el tipo de pieza de reemplazo (prótesis) que usa su cirujano.

Las piezas nuevas normalmente se cementan en su lugar. Si no se usa cemento, la superficie del componente que mira al hueso se texturiza o se recubre para estimular el crecimiento del hueso sobre él, formando una unión natural.

Otra técnica común es utilizar un cojinete de plástico móvil que no esté firmemente fijado a las partes metálicas. Esto puede ayudar a reducir el desgaste de su nueva articulación, aunque no se ha demostrado que proporcione mejores resultados a largo plazo.

Si la artritis afecta solo un lado de la rodilla, generalmente el lado interno, es posible que se realice un reemplazo parcial (unicompartimental) de rodilla.

Hay tres compartimentos de la rodilla: el interior (medial), el exterior (lateral) y la rótula (femororrotuliana). Si la artritis afecta solo un lado de la rodilla, generalmente el lado interno, es posible que se realice un reemplazo de media rodilla (a veces llamado reemplazo unicompartimental o parcial). Debido a que esto implica menos interferencia con la rodilla que un reemplazo total de rodilla, generalmente significa una recuperación más rápida y una mejor función.

Los reemplazos parciales de rodilla se pueden realizar a través de un corte (incisión) más pequeño que un reemplazo total de rodilla, usando técnicas llamadas cirugía invasiva reducida o mínimamente invasiva. Una incisión más pequeña puede reducir aún más el tiempo de recuperación.

El reemplazo parcial de rodilla no es adecuado para todos porque necesita tener ligamentos fuertes y saludables dentro de la rodilla. A veces, esto no se sabrá hasta el momento de la cirugía.

Las investigaciones muestran que las personas que se someten a un reemplazo parcial de rodilla tienen más probabilidades de que se le revise la rodilla que las personas que se someten a un reemplazo total de rodilla; aproximadamente 1 de cada 10 necesita una cirugía adicional después de 10 años. Aunque la operación implica menos interferencia con la rodilla, a menudo es una operación más compleja que el reemplazo total de rodilla. Por lo tanto, es posible que su cirujano prefiera ofrecerle un reemplazo total de rodilla más predecible.

El reemplazo parcial de rodilla se puede considerar a cualquier edad. Para las personas más jóvenes, ofrece la oportunidad de preservar más hueso, lo cual es útil si necesita una cirugía de revisión en una etapa posterior. Para las personas mayores, el reemplazo parcial de rodilla es una operación menos estresante con menos dolor y menos riesgo de sangrado. Sin embargo, el resultado de la cirugía depende del tipo de artritis, más que de su edad.

Un reemplazo de rótula implica reemplazar solo la superficie inferior de la rótula y su surco (la tróclea) si estas son las únicas partes afectadas por la artritis.

Es posible reemplazar solo la superficie inferior de la rótula y su surco (la tróclea) si estas son las únicas partes afectadas por la artritis. Esto también se denomina reemplazo femororrotuliano o artroplastia de la articulación femororrotuliana.

La operación tiene una tasa de fracaso más alta que la artroplastia total de rodilla, que puede deberse a que la artritis progresa a otras partes de la rodilla. Algunos cirujanos recomiendan un reemplazo total de rodilla ya que los resultados son más predecibles. Otros creen que es mejor preservar el resto de la articulación de la rodilla si no está afectada por la artritis.

La operación solo es adecuada para aproximadamente 1 de cada 40 personas con osteoartritis . Sin embargo, el resultado del reemplazo de rótula puede ser bueno si la artritis no progresa y es una operación menos importante que ofrece tiempos de recuperación más rápidos. Se necesita más investigación para comprender a qué personas probablemente les irá bien con esta operación.

Es posible que se necesite un reemplazo de rodilla complejo si le van a realizar un segundo o tercer reemplazo de articulación en la misma rodilla, o si su artritis es muy grave.

Algunas personas pueden necesitar un tipo de reemplazo de rodilla más complejo. Las razones habituales para esto son:

  • pérdida ósea importante debido a artritis o fractura
  • deformidad importante de la rodilla
  • debilidad de los ligamentos principales de la rodilla.

Estos reemplazos de rodilla generalmente tienen un vástago más largo, lo que permite que el componente se fije de manera más segura en la cavidad ósea. Los componentes también pueden enclavarse en el centro de la rodilla para formar una bisagra para dar mayor estabilidad. Se pueden usar piezas adicionales de metal y / o plástico para compensar cualquier hueso extraído o muy dañado.

Este tipo de operación puede ser necesaria si tiene un segundo o tercer reemplazo de articulación en la misma rodilla, y podría ser mejor desde el principio si tiene artritis muy severa.

Existen varias posibles ventajas de la cirugía de reemplazo de rodilla. Éstos incluyen:

  • libertad del dolor
  • movilidad mejorada
  • mejor calidad de vida porque las actividades diarias y el ejercicio son más fáciles.

Las investigaciones han demostrado que cuatro de cada cinco personas que se han sometido a una cirugía de reemplazo de rodilla están contentas con sus nuevas rodillas. Para aquellas personas que no están contentas, la principal causa de insatisfacción es el dolor continuo que puede no deberse a un problema con la operación. Esto es más riesgoso si tiene un daño articular relativamente menor (que aún puede causar síntomas graves) antes de la cirugía.

Esta operación, que se realiza mediante cirugía de ojo de cerradura, implica hacer agujeros en las superficies óseas expuestas con un taladro o un pico. Esto estimula el crecimiento de cartílago nuevo a partir de la médula ósea. La técnica no se recomienda para artritis avanzada.

Ésta es una operación que puede ayudar a los pacientes más jóvenes. Consiste en cortar la espinilla en forma transversal, creando una cuña para desviar la carga del área afectada por la artritis. La osteotomía se puede considerar como una forma de posponer una operación de reemplazo de rodilla. Sin embargo, puede dificultar la realización de un reemplazo total de rodilla exitoso más adelante, especialmente si durante la osteotomía el cirujano tiene que cortar el ligamento colateral medial en la superficie interna de la rodilla.

En raras ocasiones, si la parte externa de la rodilla se ve afectada por la artritis, esta operación se realiza en el extremo del fémur para desplazar la carga hacia adentro.

Se recomienda el ejercicio y el deporte después de la artroplastia de rodilla, además de los deportes de contacto, que pueden debilitar el cemento y provocar el aflojamiento de los componentes articulares. Los deportes recreativos, incluidos el golf, el tenis y el esquí, serán posibles gradualmente dependiendo de qué tan en forma y deportivo estuviera antes de la operación. El ciclismo es una muy buena forma de desarrollar fuerza y ​​movilidad después de una cirugía de rodilla.

Es muy importante ejercitar los principales grupos de músculos alrededor de la rodilla, tanto antes como después de un reemplazo de rodilla. Puede descargar una selección de ejercicios diseñados para estirar, fortalecer y estabilizar las estructuras que sostienen su rodilla. Intente realizar estos ejercicios con regularidad, por ejemplo, durante 10 minutos de seis a ocho veces al día. Sin embargo, es importante encontrar un equilibrio entre el descanso y el ejercicio para no trabajar demasiado la rodilla. Es una buena idea consultar con su médico o fisioterapeuta sobre ejercicios específicos antes de comenzar.

El reemplazo total de rodilla, también llamado artroplastia total de rodilla, es un procedimiento quirúrgico en el que las superficies desgastadas o dañadas de la articulación de la rodilla se eliminan y se reemplazan con piezas artificiales. La rodilla está formada por el fémur (hueso del muslo), la tibia (hueso de la espinilla) y la rótula (rótula). El menisco, el cartílago blando entre el fémur y la tibia, sirve como cojín y ayuda a absorber los golpes durante el movimiento. La artritis (inflamación de las articulaciones), las lesiones u otras enfermedades de la articulación pueden dañar esta capa protectora de cartílago, provocando un dolor extremo y dificultad para realizar las actividades diarias. Su médico puede recomendarle una cirugía si las opciones de tratamiento no quirúrgico no lograron aliviar los síntomas.

Hay tres razones comunes para el procedimiento:

Osteoartritis : este tipo de artritis está relacionada con la edad, causada por el desgaste normal de la articulación de la rodilla. Afecta principalmente a pacientes mayores de 50 años, pero las personas más jóvenes pueden tenerlo.

La osteoartritis es causada por inflamación , degradación y la pérdida gradual y eventual de cartílago en las articulaciones. Con el tiempo, el cartílago se desgasta y los huesos se frotan. Para compensar, los huesos a menudo se vuelven más gruesos, pero esto produce más fricción y más dolor.

Artritis reumatoide : también llamada artritis inflamatoria, la membrana alrededor de la articulación de la rodilla se vuelve gruesa e inflamada. La inflamación crónica daña el cartílago y causa dolor y rigidez.

Artritis postraumática : este tipo de artritis se debe a una lesión grave de rodilla. Cuando los huesos alrededor de la rodilla se rompen o los ligamentos se rompen, esto afectará el cartílago de la rodilla.

La cirugía de rodilla puede ser adecuada para pacientes que experimentan:

  • Dolor severo o rigidez en la rodilla que les impide realizar las tareas y actividades cotidianas, como caminar, subir escaleras, entrar y salir de automóviles, levantarse de una silla
  • Dolor de rodilla moderado pero continuo que continúa mientras duerme o descansa
  • Inflamación e hinchazón crónica de la rodilla que no mejora después de tomar medicamentos o descansar
  • Deformidad de la rodilla, donde hay un arco notable en el interior o exterior de la rodilla.
  • Depresión , resultante de la incapacidad para realizar actividades cotidianas o sociales.

Si las otras opciones de tratamiento disponibles no han funcionado, la cirugía puede ser la mejor opción.

El reemplazo de rodilla puede ser total o parcial.

Reemplazo total de rodilla (TKR) : la cirugía implica el reemplazo de ambos lados de la articulación de la rodilla. Es el procedimiento más común.

La cirugía dura entre 1 y 3 horas. El individuo tendrá menos dolor y mejor movilidad, pero habrá tejido cicatricial que puede dificultar el movimiento y la flexión de las rodillas.

Reemplazo parcial de rodilla (PKR) : el reemplazo parcial reemplaza solo un lado de la articulación de la rodilla. Se extrae menos hueso, por lo que la incisión es más pequeña, pero no dura tanto como un reemplazo total.

PKR es adecuado para personas con daño solo en una parte de la rodilla. La rehabilitación posoperatoria es más sencilla, hay menos pérdida de sangre y un menor riesgo de infección y coágulos de sangre.

La estadía en el hospital y el período de recuperación suelen ser más cortos y existe una mayor probabilidad de que se produzcan movimientos más naturales.

Convenios

Nuestra Amplia experiencia y confiabilidad nos ha permitido reforzar lazos y generar Convenios con reconocidas instituciones brindando Confianza y Seguridad a Nuestros pacientes.

Testimonios de nuestros Pacientes

Me rompí el manguito rotador izquierdo al caer. Traté de aguantarlo durante casi un año con medicamentos, fisioterapia y básicamente no sirvió . Estaba programada para una cirugía en otro lugar. No me gustó el ambiente, así que busqué otra opinión. ¡¡Me alegro de haberlo hecho !! todo el personal de enfermería, unidades quirúrgicas ambulatorias, el cuidado postoperatorio y ahora los resultados finales: No tengo dolor Tengo un rango de movimiento completo, tengo fuerza y ​​continúo desarrollándola mientras sigo un régimen de terapia muy detallado. No puedo más que recomendar al Dr. Danilo Velandia y personal de élite, profesional, personal, cálido y amables.

Camila Cardenas Paciente de Ortopedia y Traumatología

Estoy tan impresionado y agradecido por el cuidado que me brindó el Dr. Danilo, que cada vez que tengo la oportunidad de darle una crítica positiva, ¡no puedo resistirme! El nivel de atención que brinda supera con creces el de cualquier otro médico que haya visto. Estoy tan impresionado. Él me explicó pacientemente cada detalle del plan de tratamiento para mi fractura en la Rodilla y realmente se tomó el tiempo para escuchar y responder todas las preguntas que tenía. Si alguna vez tengo que derivar a alguien que conozco a un cirujano ortopédico, insistiré en que vean al Dr. Danilo Velandia. No hay nadie más a quién acudiría si volviera a necesitar uno. ¡Gracias Dr.Danilo por el gran cuidado que me ha brindado!

Raul Cespedes Paciente de Ortopedia y Traumatología

He visto al Dr. Danilo Velandia un par de veces en Bogotá y volveré, ha sido genial hasta ahora. Sin presión para apresurarse a la cirugía, gran ventaja. Da buena información y opciones desde el primer dia hasta el proceso de la Cirugía. Todo el personal es amable y servicial muy calificado, El ha sido la persona médica más proactiva y servicial con la que he tratado y estoy realmente muy contento. Su diligencia se ha asegurado de que obtenga la ayuda que necesitaba, e incluso me ayudó a evitar que me olvidara de cosas. ¡Muchísimas gracias de verdad! Estoy muy contento con mis visitas con él. ¡Muy recomendable el Doctor Danilo Velandia y su equipo de profesionales!

Pedro Mutis Paciente de Ortopedia y Traumatología

Mi experiencia como paciente del Dr. Daniel ha sido sumamente positiva. Realizó una cirugía en mi Hombro derecho, aliviando completamente mis síntomas. Escuchó pacientemente mis inquietudes, respondió a mis numerosas preguntas y brindó información inteligente, pero no demasiado técnica. El Dr. Danilo se puso a disposición tanto antes como después de mi cirugía para abordar mis nervios antes de la cirugía y mis expectativas posteriores a la cirugía. Siempre fue profesional, paciente y atento. Me siento muy afortunada de que cuando ya no pude sufrir más con los síntomas, mi esposo, quien me recomendó al Dr. Danilo Velandia.

Maria Lopez Paciente de Ortopedia y Traumatología

Después de jugar fútbol competitivo durante varios años, me rompí el ligamento cruzado anterior y el menisco. Estaba muy nervioso por el largo proceso de la cirugía y la recuperación realmente es un proceso que cambio mi vida, pensé que perdería todo ya que el deporte es mi vida y mi pasión, pero el Dr. Danilo Velandia fue muy útil, informativo y tranquilizador, realmente supo manejar la situación. Mi cirugía se desarrolló sin problemas y la recuperación fue según el plan. El Dr. Danilo estuvo presente en cada paso del camino y mostró su competencia médica, así como su compasión natural, Muchas gracias y muy agradecido, he podido continuar con mi Dia a Dia.

Andres Perea Paciente de Ortopedia y Traumatología

    Ortopedista Traumatologo

    Iniciar conversación
    ¡Hola! Déjanos tu consulta y te responderemos en horario laboral. ¡Gracias por tu paciencia!